martes, 31 de mayo de 2011

Si su naturaleza.... Por Isabel de la Trinidad

Si su naturaleza es el motivo del combate-el campo de batalla-, no se desanime ni se entristezca. Hasta me atreveré a decirle que ame su misma miseria, porque ella dará ocasión  al Señor de ejercer su misericordia. Cuando la consideración de intente sumergirle en la tristeza o trate de hacerla replegar sobre sí misma, crea que es fruto del amor propio.

En los momentos de debilidad acuda a refugiarse en la oración de Jesús. Cuando estaba clavado en la Cruz la estaba viendo a Ud, por Ud rogaba, y aquella oración continúa viva y sin interrupción ante los ojos del Padre celestial; ella la salvará a usted de todas sus miserias. Cuanto más experimente su flaqueza tanto más debe aumentar su confianza en Él. El sólo ha de ser su único apoyo.

2 comentarios:

  1. Solo cuando uno pasa por momentos de grandes penas y recurre al abrazo eterno de nuestro Dios, puede entender este abandono amoroso y lleno de gozo.
    Nuestras debilidades, nuestra pequeñez, son la puerta para llegar más rápidamente a El.

    Eso es lo que creo humildemente. Le dejo un abrazo fraterno.

    ResponderEliminar
  2. gracias sólo Dios ha de ser siempre nuestro unico fundamento y roca sólo en el se encutra el sentido de todo aquello que vivimos o experimentamos unidos en oración y gracias Orar con los Santos

    ResponderEliminar