lunes, 30 de agosto de 2010

Dios nos da.... Por un monje

Dios nos da, a cada instante, lo que necesitamos y más. Contemple, por ejemplo, ese árbol que se ve desde su ventana; o las persianas de las casa de enfrente. Pero despacio ¡Qué bonita es cualquier cosa cuando uno la mira demorándose en ella con atención! ¿Ha acercado usted los ojos a una flor como si fuera miope? Aquello es un universo de maravillas donde el contorno de cada pétalo o pistilo, el surco de cada íntima vena, cada pincelada de color, extasía. Dios ha hecho cada detalle con su calma divina, deleitándose, entreteniéndose, gozándose; los está haciendo ahora mismo porque los mantiene en el ser en todos sus detalles. Gócelos usted recibiéndolos de Dios en este momento, comiendo de su mano como un pajarito.

  • Agustín Altasent,Reflexiones de un monje.Salamanca, Sígueme, 1991, p 111.

domingo, 29 de agosto de 2010

La verdad es esta...... Por Santa Catalina de Siena

La verdad es esta: Dios no quiere otra cosa que nuestra santificación. Por eso nos creó a su imagen y semejanza y quiso dar la vida por nosotros con tan ardiente amor el dulce y amoroso Verbo. Así nos ha manifestado su verdad. El alma que mira con esa luz no se echa a dormir, antes bien despierta del sueño buscando con gran solicitud el modo, el camino, el lugar y el tiempo de cumplirla. No se confía aguardando el día de mañana, pues no está segura de tenerlo.

jueves, 26 de agosto de 2010

Si tu vieses que Jesús.......... Por el Hno Rafael Arnáiz

Si tu vieses que Jesús es seguido por una muchedumbre de pecadores, de pobres, de enfermos y de leprosos y te llama y te da un puesto en su séquito. Y si Él te mirase con aquellos ojos divinos que irradian amor, ternura, perdón y te dijera "Por qué no me sigues", tú ¿qué harías? Te habrías unido-aun siendo el último, nota bien, el último- a la comitiva de Jesús. Y habrías dicho: "Vengo, Señor, no me importan mis sufrimientos, ni la muerte, ni el comer, ni el dormir; si Tú me aceptas , vengo porque eres Tú el único que colma plenamente mi alma

domingo, 22 de agosto de 2010

Un alma que se habitúe.....Por Isabel de la Santísima Trinidad

Un alma que se habitúe a vivir,  a través del prisma de la fe, bajo la mirada purísima de Dios; un alma, digo, que tenga unos ojos sencillos como aquellos de los que nos habla Cristo en el Evangelio; un alma, en fin, que tenga tal pureza de intención que no vea más que a Dios a través de todas las cosas; esa tal alma me parece a mí que vivirá necesariamente en la humildad. Humildad que permitirá reconocer los dones que ha recibido de Dios, porque la humildad es la verdad. Aunque no se apropiará nada para sí misma, sino que todo lo atribuirá a Dios, como hacia la Santísima Virgen

lunes, 16 de agosto de 2010

La Paz............ Por el Padre Pío


La paz es la sencillez del corazón, la serenidad de la mente, la tranquilidad del alma, un vínculo de amor. La paz significa el orden, la armonía en todo nuestro ser; significa la permanente aceptación serena que proviene de una buena conciencia; es la santa alegría del corazón donde Dios reina. La paz es el camino hacia la perfección; realmente sólo en la fe se puede encontrar la perfección. El demonio, que sabe muy bien todo esto; hace todo lo posible para que perdamos la paz.

jueves, 12 de agosto de 2010

Ya cuando se acerca...

Ya cuando se acerca la tarde del jueves, nos sumergimos un poco en el recuerdo de la Pasión de Jesucristo. Se aproxima el viernes y es inútil que veamos esté día solo como final de la semana de trabajo, como día de despeje. Para el cristiano el viernes siempre es más...Tampoco podemos programar el sentirnos en sintonía con La Pasión, es algo que brota en el alma, que nos interpela, es el Amor que nos llama a recogernos en su dolor, a sentir el misterio muy cerca, como envueltos en él. El amor por la Cruz de Redención nos hace salir de nosotros mismos, nos sitúa en la esfera de la entrega desinteresada, en el don de contemplar lo sublime, lo que no tiene nombre, porque no se lo puede calificar con nada: es compañía silenciosa, es presencia excesiva y tremenda, es la mirada del cordero sin mancha. Es el Todo suspendido y traspasado por nuestras culpas, por nuestra Nada.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Si sufres......... Por Clara de Asís

Si sufres con Él, reinarás con Él; si lloras con Él, gozarás con Él; si mueres con Él en la cruz de la tribulación, poseerás con Él las mansiones celestes en el esplendor de los santos (cf. Rom 8, 17; 2 Tim 2,12.11; 1 Cor 12,26; Sal 109,3), y tu nombreserá inscrito en el libro de la vida (cf. Flp 4,3; Ap 3,5), y será glorioso entre loshombres. Por lo cual, participarás para siempre y por los siglos de los siglos, de la gloria del reino celestial a cambio de las cosas terrenas y transitorias, de los bienes eternos a cambio de los perecederos, y vivirás por los siglos de los siglos.

lunes, 9 de agosto de 2010

La unión del alma con Cristo. Por Santa Teresa Benedicta de la Cruz.

La unión del alma con Cristo es diferente de la comunión entre dos personas terrestres: empieza con el bautismo y se refuerza constantemente con los demás sacramentos; es una integración y una inyección de sabia –como nos lo dice el símbolo de la vid y los sarmientos (Jn 15). Esta unión con Cristo comporta un acercamiento de cada uno de los miembros con todos los demás cristianos. Así la Iglesia toma la figura de Cuerpo místico de Cristo. Este Cuerpo es un cuerpo viviente y el espíritu que lo anima es el espíritu de Cristo, el cual, partiendo de la cabeza se desliza hacia todos los miembros; el espíritu que emana de Cristo es el Espíritu Santo, y la Iglesia es, pues, el templo del Espíritu (cf 1C 6,19).

miércoles, 4 de agosto de 2010

Cuando nos abandonamos a nuestras pasiones... Por el Santo Cura de Ars


Cuando nos abandonamos a nuestras pasiones, entrelazamos espinas alrededor de nuestro corazón.
El que vive en el pecado toma las costumbres y formas de las bestias. La bestia, que no tiene capacidad de razonar, sólo conoce sus apetitos; del mismo modo, el hombre que se vuelve semejante a las bestias pierde la razón y se deja conducir por los movimientos de su'cadáver' (su cuerpo).

Un cristiano, creado a la imagen de Dios, redimido por la sangre de un Dios. iUn cristiano... hijo de Dios, hermano de Dios, heredero de Dios! iUn cristiano, objeto de las complacencias de tres Personas divinas! Un cristiano cuyo cuerpo es el templo del Espíritu Santo: he aquí lo que el pecado deshonra!

El pecado es el verdugo del Buen Dios el asesino del alma...

Ofender al Buen Dios, que sólo nos ha hecho bien! Contentar al demonio que tan sólo nos hace mal ! ¡ Qué locura!!!