lunes, 30 de agosto de 2010

Dios nos da.... Por un monje

Dios nos da, a cada instante, lo que necesitamos y más. Contemple, por ejemplo, ese árbol que se ve desde su ventana; o las persianas de las casa de enfrente. Pero despacio ¡Qué bonita es cualquier cosa cuando uno la mira demorándose en ella con atención! ¿Ha acercado usted los ojos a una flor como si fuera miope? Aquello es un universo de maravillas donde el contorno de cada pétalo o pistilo, el surco de cada íntima vena, cada pincelada de color, extasía. Dios ha hecho cada detalle con su calma divina, deleitándose, entreteniéndose, gozándose; los está haciendo ahora mismo porque los mantiene en el ser en todos sus detalles. Gócelos usted recibiéndolos de Dios en este momento, comiendo de su mano como un pajarito.

  • Agustín Altasent,Reflexiones de un monje.Salamanca, Sígueme, 1991, p 111.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario