viernes, 26 de febrero de 2010

La Humildad por el Hno Rafael Arnáiz

La humildad delante de Dios nos ayuda a la confianza, pues humildad es conocimiento de sí mismo; y ¿quién que se conozca a sí mismo, puede esperar algo de sí?...... Loco sería si no lo esperase todo de Dios.
La humildad llena de paz nuestro trato con los hombres; con ella no hay discusión, no hay envidia, no hay ofensa posible...., ¿quién pude ofender a la misma nada?

3 comentarios:

  1. Mas que verdadero. Si me veo como realmente soy me vuelvo humilde.
    Gracias por los aportes.

    Un saludo en Cristo y María

    ResponderEliminar
  2. Pero qué difícil conseguirla: extraña naturaleza la del hombre, que cuánto menos debe enaltecerse, cuánto más callado debe estar su orgullo, más le puede la desesperación por no conseguirlo.

    Dios quiera, nos dé paz y tranquilidad de espíritu.

    ResponderEliminar
  3. Siempre los escritos de Hno. Rafael han llevado luz a mi vida consagrada y me animaron a buscar lo esencial, a "Sólo Dios", en medio de mi realidad cotidiana.
    Dios los bendiga... Hasta cada Eucaristía...
    Hno. Augusto

    http://www.augusto-poemascompartidos.blogspot.com

    ResponderEliminar