Entradas

Quédate conmigo, Señor. Por San Pio de Pietrelcina

  23 DE SEPTIEMBRE/ FIESTA DEL SANTO PADRE PÍO DE PIETRELCINA Quédate conmigo, Señor, porque es necesario tenerte presente para que Yo no te pueda olvidar. Tu sabes que tan fácilmente te abandono. Quédate conmigo, Señor, porque Yo soy débil y necesito de tu fortaleza, para que no caiga tan frecuentemente. Quédate conmigo, Señor, porque tu eres mi vida y sin Ti Yo estoy sin fervor. Quédate conmigo, Señor, porque tu eres mi luz y sin ti yo estoy en la oscuridad. Quédate conmigo, Señor, para mostrarme tu voluntad. Quédate conmigo, Señor, para que Yo pueda escuchar tu voz y seguirte. Quédate conmigo, Señor, porque Yo deseo amarte mucho y siempre estar en tu compañía. Quédate conmigo, Señor, si tu deseas que Yo sea fiel a ti. Quédate conmigo, Señor, pobre como mi alma es, Yo deseo que sea un lugar de consolación para Ti, un nido de amor. Quédate conmigo, Señor, porque se hace tarde y el día se está terminando, y la vida pasa. La muerte, el juicio y la eternidad se acerca

María se ha convertido en la Reina del mundo. Por S. S Benedicto XVI

La alegría no depende de fuera. Por San Alberto Hurtado

María no sabe ni quiere negarse a cuidar a sus hijos. Por San Josemaría Escrivá de Balaguer

La súplica es un deseo sincero. Por Jualia

Qué exige de ti el Señor

Ver en el escapulario la consagración al Corazón Santísimo de la Virgen. Por Pío XII

Estrella de los mares.

Que tu pregunta se convierta en oración. Por Guillermo de san Teodorico

Los que se sienten bien en este mundo. Vladimir Soloviev

Pedro, roca; Pablo, espada

Acudir a María sin cesar

Jesús estará siempre con nosotros. Por S.S. Benedicto XVI

María es el camino . Por el P. Antonio Orozco

El más grande entre los hijos de los hombres. Por San Efrén