Entradas

La Asunción de la Virgen María

Una señal divina congregó desde los confines del mundo a los más selectos de los apóstoles, para que te sepultaran. Y al verte elevada desde la tierra a las alturas, llenos de gozo te alababan con las palabras de Gabriel: -¡Salta de gozo morada de la divinidad. Alégrate: tú sola juntaste el cielo con la tierra!
Fuente: Tropario para después de la cuarta oda, de la liturgia bizantina.

La escalera que lleva al Reino. Por San Isaac el Sirio.

Desear que todos los hombres estén en gracia. Por el Beato Charles de Foucauld

Pon tu esperanza en el único Dios. Por San Máximo el Confesor.

Jesús maestro en el arte de amar. Por el Cardenal Van Thuan

La Cruz, la Hostia y la Virgen. Por el Cardenal Robert Sarah

Oh mi Dios y mi Señor. Por Santa Brígida de Suecia

Andaban como ovejas sin pastor. Por San Gregorio de Nisa

¿Qué importa sufrir y morir a cada instante en la tierra, si amamos?. Por Santa Teresa de Los Andes

Todo lo que pidáis a Dios. Por San Serafín de Sarov

Cristianismo y patriotismo. Por el Padre Alfredo Sáenz

¡Oh Madre, me consagro a Ti, todo a Ti, ahora y para siempre! Por el Card. Van Thuan

Santa María Goretti, mártir de la pureza. Por San Juan Pablo II

Para estar en unión con Dios en medio de las ocupaciones. Por San Antonio María Zaccaria

A los que perseveran. Por San Bernardo de Claraval