¡Qué bien se está contigo!. Por M. Felicia de Jesús Sacramentado

¡Qué bien se está contigo

Qué bien se está, Jesús, cuando se está contigo,
las rodillas al suelo y los brazos en cruz;
media noche y rodeada de misterio,
sólo el alumbrar de algunas estrellas la luz.
Qué bien se está, Jesús, cuando se está contigo,
reclinada la frente sobre tu pecho, ¡así!;
y mientras, van pasando los horas más sublimes,
como el perfume suave de aquel blanco jazmín.
Qué bien se está, Jesús, cuando se está contigo;
ya casi no se escucha latir el corazón,
y van callando, una a una las plegarias,
en los labios que estrujan besándote en la cruz.

Fuente: María Felicia de Jesús Sacramentado (Chiquitunga), Carmelita Descalza.  

Comentarios