Darse... Por San Alberto Hurtado.

Darse es cumplir justicia.
Darse es ofrecerse a sí mismo
y todo lo que tiene.
Darse es orientar todas sus capacidades.
de acción hacia el Señor.
Darse es dilatar su corazón
y dirigir firmemente su voluntad
hacia el que los guarda.
Darse es amar para siempre y de manera
tan completa como se es capaz.
Cuando uno se ha dado, todo parece simple.
Se ha encontrado la libertad y se experimenta
toda la verdad de la palabra de San Agustín:
"Ama y haz lo que quieras"
(Comentario a la carta de San Juan 7, 8)

Comentarios