miércoles, 24 de febrero de 2016

Si el hombre no se vuelve a Dios.....Por Vladimir Lossky



Si el hombre no se vuelve a Dios por propia voluntad y con todo su anhelo, si en la oración no se dirige a Él con fe total, no puede ser sanado.
La oración comienza con el llanto y con la contrición, mas no es preciso que este medio contra las pasiones se convierta él mismo en una pasión, según San Nilo del Sinaí. Está la oración activa, la de las palabras; llega ella hasta la impasibilidad, que es el límite de la oración. Allí comienza la oración contemplativa, sin palabras, donde el corazón se abre en silencio ante Dios. La oración es la fuerza motriz de todos los esfuerzos humanos, de toda la vida espiritual. Es «la conversación con Dios hecha en secreto», es también «todo pensamiento en Dios, toda meditación de las cosas espirituales», dice San Isaac el Sirio, dando un sentido muy amplio a la palabra «oración.»

Fuente: Vladimir Lossky, TEOLOGÍA MÍSTICA DE LA IGLESIA DE ORIENTE.

1 comentario:

  1. http://novipostnoticias.blogspot.com.es/2016/03/somos-testigos.html

    ResponderEliminar