lunes, 14 de septiembre de 2015

Oh bienaventurada.. Por San Pablo de la Cruz

 
¡Oh, bienaventurada el alma que está crucificada con Jesús sin saberlo y sin verlo por estar privada de todo consuelo sensible! ¡Oh, feliz del alma que..., inclinando la cabeza, exclama con Jesús "Pater in manus tuas commendo spiritum meum" , y muere místicamente a todo lo que no es Dios vida divina, en el seno mismo del Padre celestial.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario