Humildad y pureza.... Por el Padre Pio

Humildad y pureza en el modo de comportarse son las dos alas que nos elevan a Dios y en cierto modo nos divinizan. Recuerda esto: el pecador que se avergüenza de haber pecado está más cerca de Dios que el hombre honrado que se avergüenza de hacer el bien.

Comentarios