martes, 26 de abril de 2011


En estos días festivos de la Pascua de Nuestro Señor, recordamos en su día a San Rafael Arnaiz. Este santo trapense es un hermano cercano para nosotros que vivió con heroicidad las virtudes cristianas. Intercede desde el cielo por nosotros.

"Quisiera que Tu vida fuera mi única Regla. Tu amor Eucarístico, mi único alimento. Tu Evangelio, mi único estudio. Tu Amor, mi única razón de vivir. Quisiera dejar de vivir, si vivir pudiera sin amarte. Quisiera morir de amor, ya que solo de amor vivir no puedo"

San Rafael Arnaíz

3 comentarios:

  1. Queridos:
    He tenido la suerte y la autentica dicha de poder rezar en esta Semana Santa en la tumba del Hermano Rafael. A Él le consumía el amor de Dios, que su ejemplo nos guie y nos de fuerzas en esta vida, a Jesus por María. Un abrazo en Xto, amo y señor nuestro.

    ResponderEliminar
  2. Querido Fernado:
    qué dicha tan grande poder rezar junto a la tumba de este querido santo.
    Saludos en Jesús.

    ResponderEliminar
  3. Que coincidencia!!el cielo dibuja nuestros caminos! he pasado en el Monasterio de San Isidro desde el 11 al 14 de abril en mi recorrido por España, visitando a mi hermano con motivo de cumplir mis 70 años. Soy de argentina, consagrada en el Movimiento Soledad Mariana, a mi también me cautivó la hondura en el Amor del Hermano Rafael.

    ResponderEliminar