Hay que tener paciencia. Por el Padre Pío.

Hay que tener paciencia, pues, y no desanimarse por cualquier imperfección o porque se cae en ella frecuentemente sin quererlo. Quisiera tener un buen martillo para romper la punta de tu espíritu, que es demasiado sutil en los pensamientos de tu avanzar espiritual. Pero te lo he dicho muchas veces, querido, y te lo repito otra más: en la vida espiritual hay que caminar con gran confianza.
Si obras bien, alaba y dale gracias al Señor por ello; si te acaece obrar mal, humíllate, sonrójate ante Dios de tu infidelidad, pero sin desanimarte; pide perdón, haz propósito, vuelve al buen camino y tira derecho con mayor vigilancia. Ya sé muy bien que no quieres obrar mal dándote cuenta; y las faltas que cometes inadvertidamente sólo deben servirte para adquirir humildad.


Fuente: Carta del 3/9/1918.

Comentarios

  1. hola hermano que interesante de blogs tienes.
    es una experiencia unica gracias por compartir tus escritos, fue una olpresa en estos caminos de la vida.

    Exitos y que nuestro Dios te bendiga.

    TE INVITO A MI BLOG
    ATT
    FR ANDRES VIAÑA OP.

    ResponderEliminar
  2. Estimada Dichosa Ventura, ¡excelente el nuevo diseño del blog!
    Muy atinado lo de Padre Pío. Saludos en Cristo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a todos por sus comentarios.
    Gracias Andres, ya me daré una vuelta por tu blog.
    Daniel, gracias también a vos.

    Y Hno Mario, gracias por lo del diseño. Me alegro que te haya gustado.
    Saludos a todos en el Señor,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario