lunes, 31 de mayo de 2010

Nadie fue ayer, por León Felipe


Nadie fue ayer,

ni va hoy,

ni irá mañana

hacia Dios

por este mismo camino

que yo voy.

Para cada hombre guarda

un rayo nuevo de luz el sol...

y un camino virgen

Dios.

3 comentarios:

  1. Que hermoso...
    Que bueno...
    A veces siento en verdad que mi camino para llegar a Dios es único. Muchas veces trato de expresar en palabras las vivencias de mi camino, pero son muy pocos los que me comprenden...
    Creo que se debe a esta verdad...

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente que nadie caminará mejor ese camino que usted, está hecho a su medida como está hecha nuestra cruz, ni más ni menos de lo que podemos andar o llevar a cuestas. Dios todo lo tiene previsto, tan sólo hay que decirle«Sí»
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué hermosa poesía... y en ella qué hermoso paisaje vislumbramos!. Me imagino recorriendo ese camino, desconocido para mí pero muy conocido y querido por Dios, tomada de su mano. Un abrazo.

    ResponderEliminar