jueves, 7 de enero de 2010

Sobre la fe. Por San Francisco de Sales.

Cuando Dios nos da la fe, penetra en nuestra alma y habla a nuestro espíritu, no con discursos, sino por la inspiración, presentando al entendimiento de modo tan agradable lo que debe creer, que la voluntad se siente complacidísima en ello, hasta el punto de moverle por su parte a recibir la verdad sin desconfianza ni duda. Y lo maravilloso es que Dios propone a nuestra alma los misterios de la fe entre sombras y tinieblas, por lo cual no vemos las verdades, sino que simplemente las vislumbramos, como sucede algunas veces en la tierra, que, estando cubierta de brumas, no podemos ver el sol, y atisbamos únicamente la claridad por la parte donde él se halla, de manera que, por así decirlo, lo vemos sin verlo; por una parte lo vemos en proporción tal que podemos decir que lo vemos, y por otra lo vemos tan poco, que podemos asegurar que no lo vemos, es lo que llamamos entrever. Con todo, una vez que la claridad oscura de la fe ha entrado en nuestro espíritu, no por raciocinios o apariencias de argumentos, sino por la suavidad de su presencia, hácese creer y obedecer del entendimiento con tanta autoridad, que la certeza que proporciona sobre la verdad sobrepasa las otras certezas del mundo (....)
  • San Francisco de Sales. "El sentimiento del amor divino se recibe por la fe" En: Tratado del amor de Dios. Buenos Aires. Lumen. 2006. pp, 165-166.

4 comentarios:

  1. Muy interesante este claro-oscuro de San Francisco de Sales, pidamos pues la claridad de la certeza en este mundo de oscuridades.

    ResponderEliminar
  2. Contemplativos como es la dirección del blog, porque no puedo acceder a su perfil?

    ResponderEliminar
  3. Lo siento pero de momento no hay dirección de blog. Actualmente es solo un proyecto que espero que vea pronto la luz, un mes aproximadamente o quizá un poco más.
    Gracias por el interés en el blog, dejaré la dirección lo antes posible.

    Bendiciones en el Señor

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Contemplativos

    En comunión de oraciones,

    ResponderEliminar