miércoles, 26 de agosto de 2009

Haz, en todo momento, la voluntad de Dios.... Por un cartujo

Haz, en todo momento, la voluntad de Dios, con las fuerzas y gracias del momento presente. No se te pide más. Acepta de corazón tus límites. ¿A qué grado de santidad quiere llevarte Dios? No lo sabrás más que en el cielo. No sondees sus misteriosos designios; no le rehúses nada deliberadamente. Intenta complacerle según tus fuerzas actuales y déjate conducir a donde Él quiera, por sus caminos, sin prisa febril. No te aflijas por tus impotencias, ni aun, en cierto sentido, por tus miserias morales. Te querrías bello, irreprochable. Es una quimera; orgullo, quizás. Hasta el fin, permanecemos pecadores, objeto de la infinita misericordia, a la que tanto valora Dios. No pactes jamás con el mal; permanece desligado de tu perfección moral. La santidad es ante todo algo de orden teologal, y es el Espíritu Santo quien la reparte en nuestros corazones; no somos nosotros quienes la fabricamos.

viernes, 21 de agosto de 2009

A SOLAS CON MI DIOS. Carlos Bousoño

A solas con mi Dios nocturno, a veces,
me hundo en la noche, en el tranquilo reino.
Reposo entonces, y lo oscuro brilla
en el fondo del alma, junto al cielo.
Silencio puro. Mi Señor reposa.
Quietud solemne. Todo el fondo quieto.
Inmenso, Dios descansa sobre el alma
que le adora allá dentro.
Siga el reposo hasta que venga el día.
Con paz honda, a tu lado inmóvil velo
tu celeste callar apaciguado
dentro del alma, en el silencio.
¡Oh, oscura noche grave; oh, Dios, nocturno
que vas pasando por el alma lento,
para después amanecer con clara
luz, con sonidos claros, claros vientos!
Pero siga el reposo y la nocturna
luz de la luna sobre el grave sueño.
Allá en el fondo calla el hombre, y se alza
la noche de los cielos.

miércoles, 12 de agosto de 2009

"Unete al Dios vivo y personal..." Por un monje Cartujo

Únete al Dios vivo y personal. Poca cosa es el hecho de que te complazcas en la idea de Dios; el alimentarte de ideas “sobre Dios”, o “a propósito” de Dios. Las palabras que Lo revelan, Lo velan. Toda curiosidad de ciencia, incluso sagrada, espesa el “velo”, e impide al alma encontrar al Bien-Amado. Durante mucho tiempo, en el silencio interior, el más profundo posible, atráelo a ti por la violencia del deseo. Con la mirada fija en la Bondad de Dios, di como Sta. Catalina de Siena: “Yo quiero”. Él también quiere. Él vendrá no en las nomenclaturas, los esquemas o los silogismos; vendrá en una luz ardiente, sin imágenes, sin contornos, pero radiante

domingo, 9 de agosto de 2009

"Una vez aceptada la existencia de Dios....."

Una vez aceptada la existencia de Dios-como quiera Ud. lo defina, como quiera Ud. explique su relación con Él-desde ese momento, Ud. está atrapado para siempre por Su presencia en el centro de todas las cosas. También Ud. está atrapado por el hecho que el hombre es una creatura que camina entre dos mundos y va trazando en los muros de su caverna la maravilla y el terror que experimenta durante su peregrinaje espiritual.

  • Morris West. En una nota introductoria a "Los Fubones de Dios" Bogota. Circulo de Lectores. 1981

sábado, 8 de agosto de 2009

De la ignorancia de sí, causa de la falta de vida interior en el hombre. Dom Guigo.

Mucho hay que contemplar en tu interior. Tú lo verías, si tuvieras los ojos más limpios. Mas no has aprendido aún a contemplar tales cosas: contemplar a Dios en ti. Por esto te derramas con gusto al exterior. Vivir en tu interior, te parece vivir en tinieblas, y te dejas absorber de lo sensible. No culpes de ello a las imágenes que te estorban, atormentan o mueven de algún modo, sino a que estás vacío del Sumo Bien.
Pensamiento de Dom Guigo.