jueves, 5 de marzo de 2009

Diálogos de la Conquista del Reino de Dios: Fray Juan de los Angeles.

Diálogo X: De la uniformidad de las introversiones o entradas del alma a su íntimo centro, que propiamente es el Reino de Dios y del recogimiento.
(Parte V)

Maestro: Hay grados en el recogimiento. En el primero se mortifica el pensamiento simplemente, y es cuando el alma queda como dormida y en silencio, y que nada la desasosiega ni perturba; y si acaso estando así viene algún pensamiento para entrársele en el corazón, maravillosamente le es impedida la entrada mucho antes de que ella conozca lo que es; como si viendo a una persona venir a nosotros desde lejos, antes de conocerla le diésemos de mano para que no se nos acercase. Pasa esto con tanta certeza en el alma, que ella misma se maravilla de ello; y si quiere averiguar lo que fue,no puede, salvo que conoce evidentemente que alguna cosa venía a desasosegarla y que fue detenida. Este recogimiento es más que de principiantes, y no le tiene el alma sin la gracia del Señor; porque aunque no hay aquí grandes gustos y sentimientos extraordinarios, hay, a lo menos, una cierta complacencia como de cosa dada por Dios. En el segundo grado de recogimiento se admite la inteligencia con el hombre cuidadosamente vela sobre sí, atendiendo a lo que hace y poniendo alguna fuerza en ello; de manera que parece que se está remirando en estar recogido. Y aquí es donde los aprovechados suelen sentir y recibir muchas cosas del Señor. También hallarás algunos que se recogen de manera que se olvidan de sí mismos, sin saber dónde están; y cuando después vuelven sobre sí, preguntan a su cuidado de dónde viene y qué es lo que ha hecho; más no pueden caer en ello. Este recogimiento es muy bueno, y suele convertirse en hábito, por lo cual les es muy fácil a los que en él se hallan el recogerse y morar consigo. Pero guárdense de implicarse o entrometerse en negocio alguno de la tierra, que se ponen a mucho peligro de perder esta gracia
hay otra manera de recogimiento, en que el ánima está dentro de su cuerpo como en una caja muy cerrada, y allí se goza consigo misma, con algún calor espiritual que siente, desasida de los cinco sentidos, como si no los tuviese; y no entiende cosa que decirse pueda, sino, como niño pequeño, se goza dentro del pecho y querría no distraerse de allí, ni tener ojos, ni oídos, ni puerta por do saliese.
Discípulo: En estos recogimientos, ¿está del todo privado el hombre del entendimiento?
Maestro: Hijo, no; porque siempre queda una centella pequeña que basta para que conozca el alma que tiene algo, y que es de Dios, está callado y sosegado en el entendimiento, acechando (como acá decimos) lo que pasa, como quien no hace nada; y aun parece que alma no querría que hubiese ni aun aquello, sino morirse en el Señor toda y perderse allí por El. Algunas veces acontece que totalmente cesa el entendimiento como si el alma no fuese intelectual; mas luego se torna a descubrir la centella viva de la simple inteligencia o conocimiento sencillo; y en aquel dejar de entender es donde el alma recibe mayor gracia, y cuando revive y se halla con ella, se admira y no sabe por dónde ni cómo la hubo; y codiciosa de más, querría volver a mortificarse, ninguna cosa entendiendo; y como quien se zambulle en el agua y sale de nuevo con lo que deseaba en las manos, así ella se encierra dentro de sí y se zambulle en Dios, donde suele salir llena de espirituales riquezas. Aquí se olvidan las horas como si fueran momentos, sin sentir pesadumbre ni cansancio alguno. Mas mira por ti, hermano deseoso, si a este estado Dios te llegare, que muchas veces, sin saber, cómo, se te resbalará y huirá del corazón lo que está bullendo en él, y será necesario que de nuevo comiences a recogerte íntimamente. Gran cosa es gozar en secreto, y como a oscuras, de Dios, que, como sabemos, es amador de soledad y hace su morada en tinieblas.
Fray Juan de los Ángeles Conquista del Reino de Dios. Buenos Aires. Ediciones Dictio.1980 pp298-299.
















2 comentarios:

  1. Muy bueno el blog. Felicitaciones..Dios y Su Santa Madre los bendigan.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu invitación a visitar el blog. Estupendo y adelante.
    Bendiciones en Cristo y la Toda Santa.

    ResponderEliminar