A la luz de la vela. Por Gastón Bachelard



"La llama es, entre los objetos del mundo que convocan al sueño uno de los más grandes 
productores de imágenes "
" La contemplación de la llama perpetúa, de esta forma un sueño originario. Ella nos aleja del mundo y amplia el mundo del soñador "
"La llama es un mundo para el solitario"
 "Hay un parentesco entre la lámpara que brilla y el alma que sueña"
" La lámpara es el espíritu que vela en la pieza, en toda la pieza. Es el centro de un lugar, de todo lugar. No se concibe una casa sin lámpara, así como ni se concibe una lámpara sin casa"
  • Fuente: Gastón Bachelard. La llama de una vela. Caracas. Monte Avila. 1975.

Comentarios