La Pasión de Nuestro Señor....

La Pasión de Nuestro Señor. La semana Santa.....cómo nos encuentra?. Quizá viviendo nuestra propia pasión. Pequeños, siempre han de resultar nuestros dolores comparados con los de nuestro Salvador. Sin embargo, si estamos abatidos, desalentados, si nos sentimos solos, angustiados con miedo, podemos sintonizar con la vivencia de esta semana, llamada con mucho acierto la Semana Mayor. Nuestro Salvador sufrió el escarnio de un pueblo incrédulo, deseoso de signos y harto de signos. Pedían más, querían ver más como el rico de la parábola: "Si no escuchan a Moisés y a los Profetas, aunque resucite alguno de los muertos, tampoco se convencerán" Lc. 16,31.
Cristo, el Mesías, el Ungido, "el Cordero de Dios " se somete al desprecio, a la mofa, a la vulgaridad que no tiene limites. Todos estos extremos por Amor. Por un amor entrañable que siente por la criatura. No puede verla desterrada, caída, sin dignidad. Prefiere caer tres veces camino al Calvario. Prefiere darse enteramente, sentir la ausencia de su Padre, dejar a su Madre. Nos quiere de pie. De pie y junto a la cruz con su Madre. Qué paisaje desolador, la cruz..., pero con su Madre, nuestra Madre.. Este gesto revela la medida de su amor. Sí, es doloroso estar al pie del madero, pero cuán doloroso estar clavado inmóvil en él.
Señor, hazme padecer por tí, quiero seguirte siempre: ¿ Por qué no puedo seguirte ahora? Yo daré la vida por tí..... ¿Darás tu vida por mí? Jn 13, 37-38

Comentarios

  1. Mi Señor Jesús, Tú conoces nuestros corazones. Somos tuyos. Ven Señor Jesús.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario